Alergia primaveral y cómo combatirla

Alergia primaveral y cómo combatirla

Las  alergias  son  respuestas  inmunológicas  de  nuestro  cuerpo a agentes externos que los considera agresivos, nocivos o peligrosos para nuestra organismo.

En  primavera todos los árboles y plantas se expanden, brotan y con ello producen polen, que aunque  es  un  elemento   indispensable  para  su desarrollo,  puede provocar extorsiones  a algunas personas.  Este  polen  queda suspendido  en  el ambiente  durante esta estación del año,  provocando  en muchos  casos  alergia  o  polinosis.  Aproximadamente  un  15%  de  la población mundial es alérgica al polen. 

El  cuerpo confunde al polen como gérmenes invasores y se activa generando histamina para defenderse, produciendo  así  una  respuesta   inmunitaria   pero que  provoca  una  serie  de reacciones como: 

  • A nivel nasal: inflamación, estornudos, picor, congestión, secreción.
  • Conjuntivitis e irritación en los ojos.
  • Picor en la garganta y paladar.
  • En la piel: rojeces, picor y sarpullidos.

Existen  otras  causas  que  producen  reacciones  alérgicas  que afectan a la piel y a  las vías respiratorias  como  puede  ser  la  reacción  al  polvo, a  la contaminación   ambiental  y a los alimentos, pero  estas  reacciones  alérgicas se  dan  durante todas las estaciones del año, en cambio la polinosis o alergia al polen sólo se da en primavera y parte del verano.


Desde GGcare te damos 10 recomendaciones que puedes seguir para proteger tu organismo del polen de la primavera: 

  1. Resguardate en casa la mayor parte del tiempo posible los días más intensos de polen y sobre todo los que hay viento. 
  2. Horas peores de polen: por la mañana de 5:00 a 10:00 y por la tarde de 19:00 a 22:00 se acumula  más  concentración  de  polen. Evita todo lo que puedas estar en el exterior a esas horas o tener las ventanas cerradas en casa.
  3. Coche: Cierra las ventanas del auto los días y horas de más concentración de polen.
  4. Filtros: Colocar filtros anti polen en el aire acondicionado tanto de casa como del coche.
  5. Protección  con  gafas  de  sol  para  tus  ojos, y  mascarilla  o  pañuelo para proteger la garganta y vías respiratorias.
  6. Los  tejidos  atraen  el  polen: los granos del polen quedan atrapados en la ropa, por lo que al  llegar a casa, es mejor cambiarse de ropa y ducharse para eliminar posibles restos de polen en el cuerpo.
  7. Trabajos  en  el  jardín: evitar  acciones  que  puedan  remover el polen, como cortar el césped, barrer, etc.
  8. Tus plantas: Evita tener plantas que polinizan por el aire.
  9. Por la noche, en el exterior, mejor no dormir cerca de árboles y plantas.
  10.  Consulta profesional: Si eres sensible a los efectos del polen consulta a un médico o farmacéutico para aliviar los síntomas que provocan la alergia

Para  las reacciones  alérgicas  en  la  piel  recomendamos  usar  nuestra Crema  Corporal  Calmante, compuesta con ingredientes que calman de forma instantánea el picor y la irritación causadas por cualquier tipo de alergia.. 

¡Disfruta tú también de la primavera!

Retour au blog