La mejor rutina para cuidar e hidratar la piel del rostro

La mejor rutina para cuidar e hidratar la piel del rostro

Para tener una piel sana es necesario cuidarla. Factores como la edad, el estrés, la alimentación o el estilo de vida influyen en la salud cutánea. Por eso, es esencial realizar correctamente una rutina sencilla, efectiva y adaptada a cada piel. En este blog te explicamos cómo realizar la rutina ideal para cuidar de tu rostro.


LA RUTINA DIARIA

Una rutina cosmética puede variar dependiendo de las necesidades de cada piel. Pero siempre debe constar de limpieza, protección, hidratación y reparación.

Es imprescindible limpiar el rostro por la mañana y por la noche antes de empezar la rutina. Por el día, prioriza la hidratación y protección. Hay muchos agentes externos dañinos, como la polución o el sol. También, puedes aplicar un toque de luminosidad y color para mejorar el aspecto. Por la noche, es esencial limpiar, reparar y regenerar para levantarte con un cutis perfecto y radiante.

 

RUTINA BÁSICA PARA CUIDAR E HIDRATAR TU PIEL

Rutina para el día

1

Limpia: Aceite jabonoso.
Humedece el rostro y aplica unas gotas de Aceite jabonoso. Masajea suavemente y aclara.

Hidrata y suaviza:  Aceite reparador.
Aplica unas gotas de Aceite reparador y masajea hasta su absorción. Dejarás el rostro hidratado y conseguirás suavizar arrugas e imperfecciones.

Hidrata, protege e ilumina: Crema de día hidratante coloreada FPS 20.
Con esta Crema hidratante coloreada FPS20, conseguirás hidratar y proteger el cutis del sol. Además, la podrás usar a modo de base
de maquillaje. Su tono suave se adapta iluminando sutilmente el rostro y preparándolo para todo el día.

 

Rutina para la noche

Limpia: Aceite jabonoso.
Limpia con Aceite jabonoso igual como por la mañana. El objetivo es eliminar los restos y partículas que se hayan depositado sobre la piel durante el día. 

2

Hidrata y potencia la regeneración: Rosa mosqueta.
Una vez el cutis esté limpio, aplica unas gotas de nuestro Aceite de rosa mosqueta y masajea suavemente hasta que se haya absorbido. Hidratarás y repararás la piel, dejándola radiante. 

3

Regenera: Crema de noche.
La crema de noche será el toque final del día para regenerar la piel y prepararla para el día siguiente. Aplícala una vez se haya absorbido el aceite de Rosa Mosqueta.

¡Un consejo! Cierra los ojos y respira profundamente mientras masajeas tu rostro. Inspira lentamente por la nariz y expira por la boca. Concéntrate en el olor que desprenden los cosméticos y en la respiración. ¡Conseguirás relajarte y convertir tu rutina en tu momento de desconexión!

 

Es importante el orden en que lo aplicas. Recuerda siempre limpiar y luego aplicar el aceite a modo de sérum. Finalmente, utiliza las cremas. 

Regresar al blog