¿Cuidas bien la piel de tu cuerpo?

¿Cuidas bien la piel de tu cuerpo?

Aunque en ocasiones dejamos la piel corporal en segundo plano, es esencial cuidarla correctamente para contribuir a una salud plena. La piel protege el cuerpo del exterior y necesita atención para mantenerla saludable. Te contamos cómo cuidar bien la piel del cuerpo de forma fácil, sencilla y eficaz. 


¿Cómo cuidar bien la piel del cuerpo?

  1. Limpia la piel correctamente, con la frecuencia adecuada.
    El aseo es clave para que esté en buen estado. Sin embargo, tanto la falta como el exceso de higiene pueden dañar el pH y causar infecciones, dermatitis o sequedad. Por eso, es fundamental:

    • Evitar ducharse más de una vez al día.
    • No exceder de los 5 minutos bajo el agua templada. 
    • Asear la piel antes de aplicar cualquier producto o tratamiento cutáneo.
    • Pasar la esponja con suavidad.
    • Secar bien la humedad.

  2. Hidrata la piel, para mantener el pH y evitar el envejecimiento dérmico prematuro.
    La falta de hidratación debilita la epidermis y favorece el envejecimiento prematuro. Una de las principales causas de la sequedad es el exceso (o falta) de higiene y el uso de cosméticos inadecuados. El agua que usamos para asearnos reseca la epidermis. Además, la cal que contiene favorece la absorción de la humedad natural de la capa hidrolipídica protectora. De este modo, las glándulas sebáceas producen más sebo para reequilibrarlo y puede aparecer acné. Es importante hidratar todo el cuerpo a diario, incluyendo las zonas íntimas, para evitar alteraciones. Recomendaciones:

    • Limpia la piel antes de aplicar el cosmético hidratante.
    • Utiliza un jabón que no altere el pH. Unas gotas de Aceite jabonoso ayudan a hidratar y limpiar de forma natural. No altera el pH ni produce sequedad. 
    • Hidratación tras la ducha. Emplea Crema corporal calmante. Si necesitas hidratación extra, complementa aplicando previamente Aceite reparador (aplicable en zonas íntimas).
    • Exfolia suavemente antes de hidratar, para abrir el poro y que el producto penetre mejor. No recomendamos hacerlo más de dos veces por semana o si la piel está dañada.

  3. Utiliza cosméticos, como más naturales mejor
    Los cosméticos naturales no incorporan elementos tóxicos ni nocivos para el cuerpo. Los productos de GGcare se componen de aceites naturales extraídos de plantas y flores. Contribuyen a mantener el pH sin efectos secundarios. De hecho, los ingredientes naturales se asemejan a las grasas de la piel y asimilan los nutrientes como si fueran propios. No obstruyen los poros y, además, son comprometidos con el medioambiente y ¡cruelty free!

  4. Aplica productos adecuados, que se adapten a las necesidades de tu piel.
    Los ingredientes activos de tus cosméticos deben adaptarse a lo que requiere la piel. Así conservarás el equilibrio del pH y los nutrientes del producto beneficiarán a tu salud dérmica.

  5. Mima la piel cada día y fíjate en lo que necesita
    Es fundamental dedicar tiempo a uno mismo y a entender el cuerpo. Observarse y acariciarse permite ver aquello que el cuerpo precisa y proporcionárselo.
Regresar al blog